Bitácora personal de un tomareño

domingo, 13 de diciembre de 2009

Mi amigo Jacobo.

Por fín puedo escribir que este amigo en el que un día llegamos a pensar que se nos iba, gracias a Dios y esto no es una frase hecha, está ya en casa y fuera de peligro. Cuando escribí aquel artículo sobre él, escribí lo que no sentía, yo quería creer que todo saldría bién pero sabía que la situación era crítica, aun así fui positivo en el artículo y parece ser que me salí con la mía.
La pasada semana llegue al hospital por la mañana para recoger un aparato para mi (nada grave lo mío), y no tuve más remedio de preguntar en admisión cual era el número de habitación de mi amigo, quería que alguien me dijera cual era la situación puesto que las noticias que me llegaban no eran muy claras. Así que me dirigí a la planta y a la habitación con la sorpresa de que cuando llegué estaba cerrada. El corazón me dio un vuelco porque se me vino lo peor a la cabeza, llamé varias veces sin que nadie me abriera ni contestaran desde dentro, así que decidí entrar, y cual fue la sorpresa , encontré a mi amigo sentado en la cama mirándome con extrañeza. En ese instante el vello se me erizó, yo ya lo había visto de todas las maneras posibles y ahora me estaba mirando como el niño al que se le acerca un extraño. Lo abracé y me dijo en un susurro puesto que no podía casi ni hablar: “Miguel, me ha dicho el médico que he llamado a las puertas de San Pedro catorce veces”, casi me hace llorar, yo le contesté: “Ese no te ha querido dejar entrar por petardo”, y nos reímos los dos. Me parecía mentira, cuando salí del hospital parecía que el sol brillaba mas y el día se veía más hermoso. Mi amigo ha vuelto a nacer.

4 comentarios:

MAGASE dijo...

el programa de radio está justo en mi página en la parte derecha donde pone,el papi en la red blanca y roja,un abrazo miguel y me alegro de verte por aqui,yo tambien estoy ahora muy liado y el tiempo lo tengo muy escaso,nos vemos crack.

Anónimo dijo...

Me alegro por el, la verdad es que en estas situaciones se pasa fatal.

Anónimo dijo...

Arrucita grande.... Como te dije, aquí está mi comentario. Emocionante lo de Jacobo, a ver si por fin escarmienta y nos alegra más con su vida.

Son Fran Barrera.

Un abrazo y sigue adelante.

Anónimo dijo...

Eso si que no es comparable con nada, me alegro Arrucita.

Cargando noticias...