Bitácora personal de un tomareño

miércoles, 17 de marzo de 2010

La muerte a pellizcos.

Esto se veía venir, era lógico que cayéramos en el Pizjuán, aquí no hemos dado una a derechas en toda la temporada. Si estamos fuera es porque no hemos hecho las cosas bien y en esta competición no se puede titubear, hay que ir de verdad. Me da pena como hemos acabado la la Champions, futbolistas arrastrándose en los minutos finales y no estoy hablando de los últimos cinco minutos, desde que faltaban veinte había jugadores que no podían con sus botas. Lo que mas me preocupa de todo esto es que mi equipo sigue sin ideas, no sabe a lo que juega, ha perdido el norte por completo y le cuesta un mundo ya no solo hacer gol, sino lo que es peor, crear ocasiones. Así no duramos ni un minuto en ninguna competición.


Gracias a Dios la final de la copa la tenemos ya en el bolsillo, espero que de aquí a ese día el equipo cambie, si no estamos perdidos.

1 comentario:

TriniReina dijo...

Menudo palo, primo.

En fin, hay que levantarse, no queda otra. Que no se diga.

Besos

Cargando noticias...