Bitácora personal de un tomareño

jueves, 4 de febrero de 2010

Otra final en el horizonte.



Me siento bien, me noto eufórico pero no lo quiero expresar en demasía. Esto del fútbol da muchas vueltas, pero es que realmente lo que me daba miedo era este partido, en casa. Se que mi equipo fuera es una mosca cojonera y que no nos iremos del coliseum sin marcar al menos un gol.
Hoy el Getafe nos ha dado un baño de treinta minutos, un verdadero baño. Pero el fútbol es tan grande por estas cosas, no hace mucho que con muy poco nos ganaron 1-2, solo llegaron en a portaría en los dos goles, y hoy pudimos irnos al descanso con un 0-3 y nos fuimos ganando 1-0, los dioses de este deporte tienen estos caprichos.



Noto en el ambiente que nos estamos acostumbrando a vernos en estas tesituras, lo que no me hace ninguna gracia, nos creemos el ombligo del mundo, no le damos la importancia a lo que tenemos delante, toda una final de copa, y aun así seguimos discutiendo que si Jiménez si o Jiménez no.

Somos el Sevilla y que yo recuerde solo hemos estado en una semifinal de copa el año pasado contra el Athletic, el año que la ganamos y contra el Madrid el año de la bajada de Valdano al vestuario, con Caparrós.

Pero aun así no quiero decirlo muy alto, pero me veo en otra final, lo que no se es si podré ir.
PD: Jiménez cortó la sangría con el cambio de Negredo, a veces el que la lleva la entiende.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo de estar acostumbrados a estas tesituras lo veo normal, si hay sevillistas que se han criao entre el Madrid y el barcelona.
Que le vamos a hacer.

Kasilisto

TriniReina dijo...

Ojalá la juguemos y la ganemos, más por Jiménez que se lo merece, que por el montón de exigentes y creídos en que se ha convertido la afición, parte de la afición.
A mi,estos sevillistas protestones y silbadores, me han matado el placer de ir al fútbol.

Besos y Copas, primo

Cargando noticias...